LA POESIA DE EDUARDO APODACA
  SUEÑAN LOS PORTALES
 




La noche nos envuelve

en su manto de versos y espejismos.



Las calles nos persiguen

como prismas ingrávidos,

por el espacio sombra del recuerdo

o el desamor teñido de nostalgia.



Se doblan las aceras con tu risa



y sueñan los portales a mi paso.



Las campanas sorprenden con su música,

a lo lejos un perro...

y un camión se dirige a su destino.



Los charcos son un símbolo

de la vida estancada en otro siglo

y lo oscuro seduce

a numinosas formas y colores.



Las fachadas despiertan del letargo

y los carteles hablan con imágenes.



Las horas se detienen

y tú sólo me miras,

al tiempo que la luz se disgrega en penumbra.



Ana Muela Sopeña
 
  21564 visitantes (36340 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=